Bitácora de un carpetoedetánico curioso donde van a parar todos los conocimientos aparentemente inútiles.

Sígueme en las redes para no perderte nada

sábado, 21 de julio de 2018

¿Los cinco países mas curiosos del mundo?


Hoy quería escribir una entrada nueva pero, como me pasa muchas veces, el miedo al folio en blanco (o pantalla) me ha paralizado. No obstante no quiero frenarme en esta nueva etapa así que voy a hacer un poco de trampa. Aprovechando que empecé este blog hace ya siete años y que ha estado tres en barbecho haré un recopilatorio de cinco entradas antiguas que me parecen muy interesantes, mis entradas sobre cinco pequeños países no reconocidos en la ONU, pero con curiosas circunstancias legales. Y como imagen pondré al que ya he señalado como responsable de este post:

folio+hoja+pagina+blanco

Vayamos allá con el recopilatorio, no dudéis en pinchar los enlaces para leer las historias completas de estos peculiares territorios:

-Empecemos con Tavolara una pequeña isla del Mediterráneo que gracias a unas cabras con los dientes de oro y a una broma real se transformo en el reino mas pequeño del mundo.

-Otro territorio con récord, La Republica de la Isla de las Rosas, en menos de cinco años "emergió" de las aguas, se pobló, declaró su independencia, fue ocupado y volvió a desaparecer en las aguas del Mediterráneo.

-¿Cuando acabo el feudalismo? ¿En el XVI?, ¿En el XVII? En la isla de Shark, en el Canal de Mancha, perduró este sistema hasta el 2008. No os perdáis su historia y sus extrañas costumbres aun vigentes. Por tener, tiene hasta una invasión de un solo hombre.

-De un estado feudal pasamos a uno eminentemente religioso, el Estado Monástico Autónomo de la Montaña Sagrada, en el monte  Athos, en Grecia... o no. Un curioso lugar con unas leyes un tanto especiales.

-Y finalizamos con el que tengo mas cerca. La aldea de Goust, en los Pirineos, puede proclamar orgullosa que es la república mas pequeña del mundo. Y no solo porque lo digan ellos,  en 1648 Francia y España reconocieron su independencia, y no hay ningún documento  que contradiga esta proclamación, por la tanto es aun independiente hoy en día. Si leéis la  entrada completa aparte de esta historia descubriréis su curioso sistema funerario.

A los que leáis estas entradas por primera vez espero que os hayan gustado, y los que ya las conocíais supongo que habréis disfrutado releyéndolas tanto como yo. Y prometo que la próxima sera una entrada original.

sábado, 14 de julio de 2018

Lacónico


¿Por que llamamos lacónicos a la gente que habla poco y casi siempre con sentencias certeras? Pues porque en Laconia hablaban así.

¡Hala!, ya tengo mi entrada hecha, no me digáis que no he sido lacónico.

laconia+lacedemonia+esparta+laconico+espartano

Bueno, tampoco hay que ponerse así, solo ha sido una pequeña broma, contaremos algo mas de esta Laconia en la que hablan poco, aunque no creo que tan poco como en las maravillosas cartas de Victor Hugo y su editor.

Laconia, también conocida como Lacedomonia era un región de la Grecia antigua cuya polis mas importante e influyente era Esparta. Todos conocemos la austeridad y rigidez de la educación esparta, siempre enfocada a la formación de excelentes soldados. Incluso también aparece en el DRAE el adjetivo espartano, definido como "Austero, sobrio, firme, severo". Entre las cualidades buscadas en esa rígida educación también estaba la de expresarse en pocas palabras pero muy certeras. Seguramente el permanente enfrentamiento con Atenas reforzaría esta manera de hablar, contrarrestando la rica  retórica (la cháchara insoportable supongo que le dirán los espartanos) de los oradores atenienses. Un ejemplo de este laconismo lo tenemos en la mítica frase con que las madres despedían a sus hijos cuando les daban el escudo para ir a la guerra: "Vuelve con él o sobre él". No se puede condensar mas mensaje con menos palabras. O la inmortalizada en la película 300 cuando alguien dice que las flechas no dejaran ver el sol, a lo que un espartano contesta "Mejor, lucharemos a la sombra".

No es de extrañar que el termino lacónico se fuera aplicando a quien se expresaba de esta manera, pero el máximo responsable de su popularización fue el gran Plutarco, escritor grecorromano del primer siglo de nuestra era. Entre sus muchas obras público "Apotegmas de los lacedemonios", donde recogía multitud de  "frases lacónicas" pronunciadas por espartanos celebres. Y de aquí  a la fama, el uso de la palabra se fue extendiendo primero en latín, y luego en castellano, siendo ya recogida en el "Diccionario de autoridades" como: "Breve conciso y compendioso. Dícese siempre del estilo, aludiendo al modo que tenían de hablar los lacedomónios, los cuales afectaban concisión en su estilo".

Al final me ha quedado una entrada muy poco lacónica pero espero que haya sido clara y del agrado de mis amables lectores. Y no, no voy a poner la definición de Apotegma, no os quiero robar el placer de buscarla vosotros mismos en el DRAE o cualquier otro diccionario. De nada.

sábado, 7 de julio de 2018

Cicerón, cicerón, cicerone y cícero.


El otro día en el trabajo tuve que enseñar las dependencias del edificio a unas visitas y no pude menos que decir, "¡Vaya!, ya me toca hacer de cicerone una vez mas". Una de mis compañeras al oírme me preguntó "¿que quiere decir exactamente eso de cicerone?, lo he oído decir alguna vez pero nunca he tenido del todo claro su significado, ¿no es alguien que habla mucho?". La verdad es que este significado también tenia sentido, dado que  Cicerón era famoso por sus elaborados discursos. Y como no podía ser de otra manera me lance a consultarlo en el DRAE, pero tuve la fortuna de consultarlo en papel, lo que me llevo a descubrir que hay hasta tres palabras que derivan del orador romano, y que efectivamente mi compañera también tenia parte de razón. Con estas tres palabras y el propio Cicerón ya tenia material para una nueva entrada, esta que ahora mismo estas leyendo.

ciceron, cicero cicerone

Marco Tulio Cicerón fue un político, pensador, filosofo, escritor, jurista y orador romano del siglo I antes de Cristo. Llego a ser cónsul y durante su consulado se enfrento a una conspiración liderada por Catilina. Ya considerado un gran orador los grandiosos discursos contra Catilina en el Senado le encumbraron como el mas grande  de la época republicana. No es el objetivo de esta entrada contar la vida del gran Cicerón pero no puedo evitar recordar dos frases suyas a las que se ha enfrentado todo buen estudiante de latín. "Oh tempora, o mores!" (Oh tiempos, oh costumbres) y, mi favorita, "Quosque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?" (¿Hasta cuando abusaras, Catilina, de nuestra paciencia?).

Cicerón, así, sin la "e", es según el DRAE "Persona muy elocuente", obviamente por Cicerón. Lo cual le da parte de la razón a mi compañera. Comentar también que en el diccionario panhispánico de dudas nos recuerda expresamente que no debe confundirse con cicerone, nuestra siguiente palabra.

Cicerone viene definido como "Persona que enseña y explica las curiosidades de una localidad, edificio, etc."  Ademas, leyendo la etimología en el propio diccionario me encuentro con la sorpresa de una preciosa palabra que desconocía, "facundia", que significa "Facilidad y desenvoltura en el hablar". Exactamente lo que nos dice esta etimología es que cicerone viene de Cicerón por la facundia de estos guías, precioso.

Y por último otra sorpresa, Cícero. Como decía antes esta palabra la descubrí gracias a consultar el diccionario en papel, ya que esta por encima de las dos anteriores. Cícero es un tipo de letra, mas exactamente un tamaño, usado en las antiguas imprentas. ¿Y que tiene que ver con Cicerón? pues que el tipógrafo Fournier, se baso en la impresión veneciana de algunas obras de Cicerón para crear este nuevo tamaño de 12 puntos y en honor al gran orador le puso el nombre de Cícero. Supongo que, como yo, os estaréis preguntando si esos 12 puntos tiene algo ver con los 12 puntos que generalmente usamos como tamaño de letra en nuestros ordenadores. Y la respuesta es "si pero no", efectivamente la idea de los 12 puntos es la misma, pero los puntos de Fournier eran ligeramente mayores que los que se usan en informática, por lo cual un cícero mediría unos 4,5 milímetros y una letra 12 habitual unos 4,2.

Espero que os hay gustado la entrada, aunque estoy seguro que si la hubiera escrito el gran Cicerón habría quedado mucho mas clara y elegante, que le vamos a hacer.


sábado, 30 de junio de 2018

Como decíamos ayer...


Como decíamos ayer dos maravillosos blogs (Curistoria, de Manuel J. Prieto e Historias de la Historia, de Javier Sanz) fueron los principales responsables de que hace ya mas de siete años me lanzara a la aventura de escribir mi propio blog sobre curiosidades históricas y orígenes de expresiones comunes. Y de la frase "Como decíamos ayer" y de quien la dijo vamos a hablar en esta entrada (no me digáis que no es una  manera elegante de introducir el tema de hoy).

Fray Luis de Leon Como decíamos ayer Dicebamus hesterna die mistico

Fray Luis de León fue un religioso (como habréis deducido por lo de Fray), humanista, catedrático y poeta del siglo XVI. Vamos todo un hombre del Renacimiento, aunque fuera español y fraile. Pero por ser español estaba en España y sus éxitos académicos y literarios le trajeron, en vez de reconocimientos,  multitud de envidias entre sus enemigos. Y si tus enemigos son tan poderosos como los frailes dominicos que controlaban la Inquisición no puedes esperar nada bueno. Encima el bueno de fray Luis se empeñaba en ponerles las cosas fáciles, no solo era hijo de judíos conversos, lo que ya le colocaba en el punto de mira, si no que ademas se empeñaba en traducir la Biblia a la lengua vulgar, hacerlo directamente desde la versión hebrea y empezar ni mas ni menos que por el Cantar de los cantares. Como es de suponer no tardaron en tomarlo preso e iniciar un proceso contra el que duró cuatro largos años (tan largos que algunas fuentes hablan de cinco años) durante los cuales estuvo en la cárcel. Finalmente fue absuelto y al volver a su aula en la Universidad de Salamanca comenzó la clase diciendo "Dicebamus hesterna die..." ,"Como decíamos ayer...", de esta forma daba a entender que los cuatro años que paso en la cárcel carecían de importancia, lo verdaderamente importante era seguir con sus clases y su legado. 

Miguel de Unamuno Deciamos ayer filosofo

Cuatro siglos después de esta historia don Miguel de Unamuno, otro gran filósofo amigo de crearse enemigos poderosos, también pronunció esta frase inmortal en la misma universidad. Feroz opositor al rey Alfonso XII, y sobre todo a su jefe de gobierno el dictador Miguel Primo de Rivera, no dudaba en criticarlos públicamente a la menor ocasión. Como no podía ser de otra manera en 1924 el rey lo destituye como vicerrector de la Universidad de Salamanca y lo destierra a Fuerteventura. Aunque pocos meses después es indultado él se autoexília en Francia y no volverá hasta la caída de Primo de Rivera en 1930. A su vuelta a dar clases en su querida universidad no pudo resistir la tentación de citar al gran fray Luis de León y también comenzó su clase con el famoso "Como decíamos ayer...". 

Y hoy, este juntaletras emborronador de bits se atreve a comenzar este humilde texto con la misma frase que dijeron esto dos grandes hombres. Afortunadamente nadie me ha metido en la cárcel, ni me ha desterrado  durante estos tres años y tres meses en los que esta bitácora ha estado en silencio absoluto, pero si que podría decir que he estado encerrado en la "cárcel de la pereza" y desterrado en "la isla del bloqueo ante el papel en blanco". Veremos si definitivamente he recuperado la libertad y puedo seguir adelante con este blog que tantas satisfacciones me ha dado en el pasado.