Bitácora de un carpetoedetánico curioso donde van a parar todos los conocimientos aparentemente inútiles.

Sígueme en las redes para no perderte nada

Mostrando entradas con la etiqueta naturaleza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta naturaleza. Mostrar todas las entradas

miércoles, 25 de julio de 2012

El día que Dios fue español


Últimamente parece que me ha dado por hacer las entradas a pares. Hace algún tiempo publique dos sobre el servicio de correos americano, el Parcel Post Service (1 y 2), mas tarde dos sobre la medalla Dickins (1 y 2)  y hoy, tras mi última entrada sobre una carga de caballería sobre el hielo, traigo una historia que también cuenta las hazañas de tropas de tierra combatiendo sobre el mar helado. Hay que señalar que esta historia la descubría hace unos meses en un magnifico blog sobre batallas llamado Grandes Batallas de la Historia.

Flandes diciembre de 1585, estamos en plena Guerra de los 80 Años, en la que las llamadas Provincias Unidas de los Países Bajos se habían levantado contra el Imperio Español, aunque mas que una guerra de independencia era el primer episodio de los enfrentamientos entre el protestantismo del norte de Europa y el catolicismo de la península. Prueba de ello es que amplias zonas de Flandes eran católicas, y por ello defendían y apoyaban a las tropas españolas en lugar de a las  autóctonas. Y esto fue lo que sucedía en la ciudad de Balduque, a las orillas del río Mosa. Hasta allí, habían llegado 5.000 españoles del tercio Viejo comandados por el Maestre de Campo don Francisco Arias de Bobadilla. En la otra orilla del río, y en la multitud de islas que lo poblaban estaban los rebeldes holandeses, apoyados por una flota de barcos que bombardeaba continuamente a las tropas españolas desde la partes mas profundas del río, todo ello al mando del almirante Holak.  Bobadilla comienza el ataque y rápidamente consigue alcanzar la isla de Bomel, la mas grande de cuantas había en el cauce, y la conquista con facilidad. En ese momento Holak ve su oportunidad y manda derribar los diques que contenían las aguas del Mosa. El nivel sube rápidamente y gran parte de la isla de Bomel es inundada. Los españoles se tienen que hacer fuertes en un pequeño montículo ahora convertido en isla. En este lugar se encontraba la pequeña iglesia católica de Empel, donde se monta un improvisado fuerte. 


iglesia+milagro+wonder+van+Empel

La situación se vuelve rápidamente desesperada. Están completamente cercados por el agua y ademas en una posición elevada que los hace especialmente vulnerables a los ataques de artillería de la flota de Holak. Ademas desde los islotes que rodean a la gran isla las tropas holandesas también disparan con ventaja sobre los tercios, apoyadas por la artillería de un gran fuerte a la otra orilla del Mosa. Bobadilla mando varios correos pidiendo ayuda pero todo fue inútil. Lo único que consiguió fue el apoyo espiritual de los habitantes de Balduque que se aprestaron a hacer misas, rogativas y procesiones en apoyo de los católicos.

El siete de diciembre las tropas españolas se preparan para el fin. Los rebeldes están ultimando los preparativos del asalto final y mandan una comitiva exigiendo la rendición de los sitiados. Bobadilla, fiel a la tradición de los Tercios de desconocer lo que es la rendición, le responde con un frase de las de pelicula: "Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos". La suerte estaba echada, o no. En este momento se produce un hecho fortuito que, seguido de otros igualmente afortunados, cambiaría el curso de la batalla. Un soldado español, cavando una trinchera, mas para protegerse del frío que de las balas enemigas, se encuentra con una tabla de madera. La observa y comprueba entusiasmado que es una tabla con la imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción, seguramente enterrada por algún católico para protegerla de la furia iconoclasta de los calvinistas. Rápidamente difunde la noticia y un fervor católico inunda a toda la guarnición. Bobadilla aprovecha el momento y lanza un órdago a sus hombres " ¡Soldados! El hambre y el frío nos llevan a la derrota; el milagroso hallazgo viene a salvarnos. Nosotros velaremos por España. ¿Queréis que se quemen las banderas, se inutilice la artillería y abordemos de noche las galeras, prometiendo a la Virgen ganarlas o perder todos, todos, sin quedar uno, la vida?" un Si unánime refrendo sus palabras y raudos se embarcaron en playetas (barcazas) para alcanzar las galeras enemigas. Y aquí es donde se produjo el otro hecho fortuito que casi podríamos tildar de misterioso, o de milagroso, como no dudaron en hacer los habitantes de Balduque que lo bautizaron como Het Wonder van Empel, el milagro de Empel (volved a mirar el cartel que figura en la iglesia en la foto que he puesto al principio). Las temperaturas habían descendido brutalmente durante todo el día y en el momento de la noche en que los españoles se disponían a fletar sus barcas se dieron cuenta de que el río se había helado completamente, algo que no solía suceder hasta finales de enero y desde luego no con esa rapidez. Abandonaron sus embarcaciones y a pie marcharon contra los diferentes islotes ocupándolos uno a uno. Holak, desde el barco capitán, observaba atónito lo que estaba sucediendo cuando empezó a recibir bombardeos de artillería desde las posiciones anteriormente ocupadas por sus hombres. Las galeras estaban siendo alcanzadas y ademas corrían el riesgo de quedar varadas en el hielo que seguía formándose rápidamente incluso en las zonas de mas calado. No quedaba mas remedio que huir ante el ataque furibundo de unos soldados que hace pocas horas estaban completamente derrotados, tan seguro estaba Holak de la victoria que su única preocupación había sido el disponer de locales suficientes para albergar a tantos prisioneros. Solo quedaba una cosa por hacer, conquistar el fuerte. El Tercio adopto su característica formación con sus largas picas delante y los arcabuceros preparados detrás y marcharon contra las posiciones holandesas. En poco tiempo la victoria fue total huyendo las tropas rebeldes a la desbandada. El milagro de Empel se había consumado. Ni que decir tiene que la Inmaculada Concepción fue nombrada patrona de los Tercios inmediatamente. En la actualidad es patrona de toda la infantería española.

Periódicamente aun se hacen estudios meteorológicos (sobre todo en los Países Bajos) intentando comprender que es lo que pasó aquella noche y la conclusión mas atea a la que se llega es que fue algo "completamente inusual".

Para concluir reproduzco dos frases del vencido Holak que demuestran su perplejidad por la inusitada derrota.

La primera hace honor a la valentía y fiereza del los tercios españoles:
"cinco mil españoles que eran a la vez cinco mil infantes, y cinco mil caballos ligeros y cinco mil gastadores y cinco mil diablos".
La segunda es la que inspira el título de esta entrada:
"Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro".

Muchos no creeréis en los milagros, y a los que que creáis no os parecerá de recibo que Dios ayude a algunos de sus hijos a masacrar a otros, pero coincidiréis conmigo en que si no es un milagro es algo que se le parece mucho.

lunes, 9 de julio de 2012

Un héroe muy gatuno


Como amenace en mi anterior entrada sobre la medalla Dickin traigo a esta humilde bitácora la historia de Simón, el único gato condecorado con dicha medalla.

Gato+Simon+medalla+dickin+Amethyst

En 1948 Simón era un gato callejero de apenas unos meses de edad que se paseaba por los astilleros de Hong-Kong en busca de algo de comer. El destino quiso que en esos mismos astilleros se encontrase George Hickinbottom , tripulante del HSS Amethyst de la armada inglesa, regresando a su nave para partir rumbo a nuevas misiones. Cuando George vio al lindo gatito no pudo resistir la tentación de llevárselo consigo para que le hiciera mas amenas la largas guardias en la inmensidad del mar. Así pues lo cogió, y ocultándolo en su petate pudo pasarlo al barco, donde lo escondió en el castillo de proa, su lugar de trabajo habitual.  Pero el capitán Griffiths no tardo en descubrirlo, y adoptarlo como propio. Capitán y gato se hicieron inseparables y era típica la imagen de Griffiths al mando del timón y Simón a su lado acurrucado dentro de su gorra. Pero como nadie en el barco podía ir de gorra (nunca mejor dicho) enseguida se le encontró un trabajo par él, cazar las abundantes ratas que amenazaban las provisiones del barco, ademas de  ser un peligro para la salud. Y nuestro pequeño héroe se aplico a su nuevo trabajo con gran dedicación controlando a los molestos roedores. En 1949 el capitán Skinner se hizo cargo de la nave y también adopto Simón como gato cazarratas, ya que ademas de cumplir con su cometido a la perfección era muy apreciado por toda la tripulación del barco.

En abril de ese mismo año se produjeron los luctuosos hechos que elevaron a Simón a la categoría de héroe. Estamos en plena revolución china y los británicos, si bien no se alinean descaradamente con ninguno de los bandos, intervienen para proteger  a sus ciudadanos en las distintas embajadas y consulados en el gigante asiático. El HSS Amethyst fue enviado a remontar el rió Yangtsé, en el interior de China, cuando apenas a 100 millas del mar son atacados por baterías revolucionarias. El ataque causa un buen numero de muertos, entre ellos el capitán  Skinner y hace encallar el barco. Se intenta una evacuación pero los francotiradores chinos no tiene piedad, y así el barco se queda sitiado a la espera de ayuda o de una solución diplomática. Todos los barcos occidentales que se acercaban a socorrerlo eran repelidos por las baterías costeras, la única ayuda que se pudo hacer llegar fue un médico de la RAF que se hizo cargo de los numerosos heridos.

¿Y donde estaba Simón?. El gato del barco también fue gravemente herido por los ataques y se escondió en las bodegas del barco. A los cinco días apareció en cubierta, mas cerca de la muerte que de la vida. Los marineros lo recogieron y rápidamente lo llevaron al doctor que, una vez atendidos a los múltiples heridos, pudo hacerse cargo de él. Le extrajeron la metralla, lo rehidrataron y lo dejaron descansar, esperando que muriese en las próximas horas. Pero ese no fue el final de Simón. Sorprendentemente se recuperó y volvió a ser la alegría de la tripulación. El médico vio el efecto beneficioso del animal y lo animaba a que se pasease entre los enfermos luciendo sus vendajes de guerra. Todos ellos se alegraban de ver al gato y reconocieron que les elevaba la moral y las ganas de luchar contra sus dolencias. Pero su viejo trabajo también le esperaba en las bodegas del Amethyst. Su ausencia había provocado que las ratas se multiplicasen y volviesen a ser un terrible problema devorando las escasas provisiones del barco. Pero Simón había vuelto y rápidamente volvió a poner las ratas a raya, a pesar de que sus heridas aun no le permitían estar al cien por cien de sus facultades. Y como todo buen héroe de leyenda tuvo su combate singular. Mao Tse Tung era el nombre que los marineros habían puesto a una enorme rata que parecía la cabecilla de todas las demás. Habían intentado cazarla con trampas, palos he incluso balas pero era inútil, siempre escapaba, y  los tripulantes no solo quería cazarla por la rata en si, sino porque tenían miedo que si Simón se enfrentase a ella fuera lastimado. Pero el temido día llego. Los animales se encontraron frente a frente y Simón salto sobre su presa matándola al instante. La tripulación aclamó al pequeño gato como un héroe y fue ascendido a  Able Seacat Simon, es decir lo nombraron marinero, era uno mas de la tripulación.

Después de muchos avatares el barco pudo escapar de sus captores y partió rumbo a Gran Bretaña. La fama de Simón le precedía y en cada puerto puerto que hacia escala todos vitoreaban al animal y le agasajaban con multitud de regalos. Finalmente llegaron a Gran Bretaña, pero Simón a fin de cuentas era un gato y tuvo que pasar su correspondiente cuarentena. Mientras tanto se acordó concederle la medalla Dickens y multitud de cartas y regalos de admiradores llegaban para él. Pero desgraciadamente nuestro héroe gatuno murió antes de salir de la cuarentena. Las enfermedades tropicales que contrajo en el rió hicieron mella en sus maltrecho cuerpo y no pudo superarlas. También se cuenta que el estar lejos del mar y de su barco le hizo abandonarse a su suerte, ya no tenia por que luchar. Murió el 28 de noviembre de 1949, catorce días antes de la ceremonia en la que se le haría entrega de la medalla Dickin.

Fue enterrado en el cementerio de animales de la PSDA con honores militares. Posteriormente se colocó una lapida que rezaba: 

IN MEMORY OF
"SIMON" 
SERVED INH.M.S. AMETHYST MAY 1948 — SEPTEMBER 1949 
AWARDED DICKIN MEDAL AUGUST 1949 
DIED 28TH NOVEMBER 1949
 THROUGHOUT THE YANGTZE INCIDENT HIS BEHAVIOUR WAS OF THE HIGHEST ORDER

En la ceremonia de entrega de la medalla todos sus compañeros supervivientes estaban presentes y entonaron tres hurras en su honor. En los motivo de entrega de la condecoración se mencionaba tanto su empeño en defender las provisiones del ataque de las ratas como del apoyo moral que prestaba a sus compañeros convalecientes con su actitud cariñosa y enérgica  a pesar de sus múltiples heridas.

Si consideramos un héroe no solo a quien tiene una actitud valerosa en un momento dado, sino a quien ademas con esa actitud consigue transmitir valor y grandeza a quienes le rodean no cabe la menor duda de que el pequeño Simón fue un verdadero héroe. Descanse en paz.

jueves, 9 de febrero de 2012

Las cabañuelas.


Una de las cosas que nos ha traído internet es la posibilidad de mirar el pronóstico del tiempo en varias fuentes, y a cualquier hora del día. A mi por ejemplo me gusta mucho eltiempo.es  que te da el tiempo que va a hacer en cualquier localidad y ademas hora a hora. Incluso se atreven a pronosticar con semanas de antelación, a pesar de que los meteorólogos nos dicen que el pronostico para mas allá de tres o cuatro días es bastante inexacto. Y predecir el tiempo que va a hacer durante todo un año ya es una quimera. Y sin embrago si hay quien se atreve, la gente del campo en muy diversos lugares del mundo emplea un curioso sistema que en español es conocido como Las Cabañuelas. Aquí en España desde 1840 se publica un pronostico anual basado en ese sistema en el legendario "Calendario Zaragozano":

Calendario+Zaragozano+cabañuelas

Pero ¿en consiste este sistema? pues muy sencillo, basándose en observaciones hechas durante los primeros días de agosto se elabora el pronóstico para todo el año siguiente. En esos días, ademas del tiempo que realmente hace, se estudian cosas como la forma de las nubes, la dirección del viento, la posición de la luna y las estrellas, el comportamiento de los animales... Así las observaciones hechas durante el uno de agosto servirán para enero, las del dos para febrero y así sucesivamente hasta diciembre. Luego hay quien, ademas, estudia las cabañuelas de vuelta, así el día trece de febrero también lo tendríamos que estudiar para ver el mes de diciembre, el catorce para noviembre hasta el 24 que volvería a ser enero. Pero puestos a liar aun mas el tema en otros lugares se coge el día uno de agosto como día llave, que marcaría un resumen de todo el año y el día dos pasaría a ser enero. Incluso también hay quien tomo el día uno como pronostico de ese mismo mes de agosto pero del año siguiente, y luego sigue contando el dos para septiembre... Y si nos trasladamos al hemisferio sur pues el mes escogido seria febrero, que si no me equivoco es el correspondiente al agosto del norte.

A mi me gustan todas estas costumbres tradicionales, y desde luego la idea de poder predecir todo un año basándose en solo unos días no deja de tener su encanto, pero la verdad es que la base científica es nula, a pesar de que haya quien intente darle nombres rimbombantes como Astroclimatología o Meteorología Empírica. Ademas, si te hacen el pronostico dos expertos uno con día llave y el otro sin él, uno te dirá que en febrero hará el tiempo que el segundo te dirá para enero. En fin, un lió, pero curioso e interesante.

No puedo acabar esta entrada sin mencionar porque se le llama las cabañuelas a este procedimiento de predicción meteorológica. Parece ser que los judíos ya usaban métodos parecidos a este desde tiempos inmemoriales y solían hacerlo público en la Fiesta de los Tabernáculos. Una de las costumbres de esta fiesta es que la gente duerme en pequeñas cabañas a la intemperie, ya que recuerdan el tiempo que pasaron en el desierto durante el Éxodo. En España la parte visible de esta fiesta para la gente no judía eran esas pequeñas cabañas o cabañuelas, y así paso a denominarse, Fiesta de las Cabañuelas. Y como en esa fiesta se hacían pronósticos climatológicos, estos pronósticos tomaron el nombre de la fiesta.

Efectivamente, como muchos de mis habituales lectores están esperando, tenemos otro posible origen para explicar la denominación cabañuelas. Según este otro origen el nombre vendría de los mayas, que ya realizaban este tipo de predicciones. El sistema seria idéntico al español, con días relacionados con meses, pero con el día llave (en España el uno de agosto) que allí seria el dieciséis, llamado en su calendario cabán, y el pronostico de ese día, el mas importante, se llamaría cabanel y de ahí se españolizaría hasta llegar a  cabañuelas.

Y de despedida un pronostico basado en las cabañuelas sobre el pasado mes de enero:

Comenzamos el año 2012 con mucha lluvia. Enero, que terminará con una gran borrasca, será muy lluvioso.

Sin comentarios.

domingo, 29 de enero de 2012

El hombre que vio nacer un volcán bajo sus pies.


Había una vez un pequeño pueblo llamado Paricutín, en el estado mexicano de Michoacán. Situado en una fértil meseta rodeado de montañas suaves, sus gentes, principalmente indígenas Purupechas, se dedican a la agricultura y a la ganadería. La vida transcurre tranquilamente en el pequeño poblado de casas principalmente de madera aunque no faltan casas mas ricas de piedra y adobe. Las ceremonias religiosas se celebran en la iglesia del cercano pueblo de San Juan de Parangaricutiro en la que actualmente están trabajando en una de sus torres. Estamos en 1943 y hoy es veinte de febrero, un día de trabajo como otro cualquiera para Dionisio Pulido, quien después de una merecida comida se dirige a su pequeño campo de maíz. Pero algo extraño pasa ese día, hace un calor impropio para esa época del año y a esa altitud. Cuando Dionisio llega a sus tierras ve que su maíz esta marchito, como si se hubiese quemado por un excesivo sol, y siente que el calor viene del suelo, no del ambiente. Extrañado siguió inspeccionando el entorno y descubre una grieta de medio metro de profundidad que cruza su terreno. De pronto de la nueva grieta empieza a surgir una tremenda columna de humo y  por la mente de Dionisio sola pasa una idea "tengo que avisar a mi familia y salir de aquí lo antes posible". Pero de repente la tierra empieza a temblar y nuevas grietas se abre en el suelo de las que salen enormes cantidades de humo y poco mas tarde piedras encendidas que explotan en el aire y toneladas de ceniza que lo van cubriendo todo. Dionisio no tiene otra que huir despavorido hacia el pueblo avisando a todo aquel que se encuentra en su camino. Afortunadamente cuando llega a Paracutín su familia esta allí esperando y todos están contemplando el fascinante y destructor espectáculo. Había nacido, bajo las mismísimas narices del bueno de Dioniso Pulido, el volcán de Paracutín.

Volcan+Paracutín+erupción

Las erupciones siguieron y el nuevo volcán empezó a crecer. Esa misma noche broto lava por primera vez y el cono del volcán se levanto siete metros sobre el suelo. En la primera semana ya alcanzaria los cincuenta metros. Afortunadamente nadie habia sufrido daño y la gente empezó con la evacuación tanto de Paracutín como del cercano pueblo de San Juan de Parangaricutiro. Las erupciones se seguían y la lava iba avanzando lentamente, pero la evacuación se pudo hacer sin excesivas prisas y mucha gente desmontó sus casas de madera para montarlas en su nuevo hogar, el pueblo de San Juan Nuevo de Parangaricutiro.

En cuatro meses el volcán alcanzó los 200 metros de altura y para el año ya tenia sus actuales 400 metros. Los ríos de lava se tragaron los dos pueblos mencionados y hasta otras seis pequeñas poblaciones. Del viejo San Juan solo queda visible la torre de su iglesia:
volcan+paracutin+iglesia+lava

En esta preciosa foto de la época podéis ver la torre de la iglesia sobre un mar de lava solidificada y al fondo el volcán todavía en actividad. El volcán siguió en activo durante nueve años, once días y diez horas, declarándose extinto en 1952.

¿Y que es ahora de esa comarca?. Pues por esas paradojas de la naturaleza, lo que parecía que era el fin se ha convertido en fuente de prosperidad. Por un lado las cenizas que asolaron el entorno y lo convirtieron en un desierto, con el tiempo fueron un maravilloso abono para todas aquellas tierras, que ahora son un autentico vergel y donde las plantaciones agrícolas son mas productivas que nunca. Por otra parte el flujo de turistas es constante, cosa que no es de extrañar después de ver la imagen de la iglesia, ¿a quien no le gustaría hacerse una foto allí?. Y no solo por la iglesia en la lava, o por lo fascinante de la historia, todo el paisaje circundante es digno de ver, tanto por la lava y la majestuosidad del neo-volcán como por la cantidad  de vegetación que cubre la zona. No es de extrañar que en muchas listas del tipo "Las siete maravillas de la naturaleza" aparezca nuestro volcán.

El otro día vimos una mujer que había recibido un ataque de otro mundo y hoy un hombre que vio nacer un volcán bajo sus propios pies. La Naturaleza nunca dejara de sorprendernos.

jueves, 19 de enero de 2012

Un ataque extraterrestre


Un solitario bloque de hierro y roca cruza el espacio a 35.000 kilómetros por hora después de haberse desgajado de un formidable cometa.

En un pequeño pueblo de Estados Unidos llamado Sylacauga (Alabama) la señora Hodges finaliza su comida y se dedica a recoger la mesa y ordenar los trastos en la cocina.

Un planeta llamado Tierra se interpone en el camino del pequeño bloque de hierro y roca que choca contra su atmósfera incendiándose al instante, mientras se precipita hacia su superficie.

La señora Hodges sale de su cocina y cogiendo una pequeña manta de franela se dirige hacia su sofá para disfrutar de una merecida siesta.

El bloque de hierro y roca cae velozmente hacia la superficie terrestre perdiendo masa a cada segundo que pasa por el terrible rozamiento con la atmósfera terrestre. Finalmente estalla en tres pedazos a unos veinte kilómetros del suelo, siguiendo cada uno su propia trayectoria.

En su cómodo sofá la señora Hodges ha conciliado rápidamente el sueño acurrucada en su mantita.

Uno de los tres pedazos del bloque de hierro y roca de apenas tres kilos de peso impacta con el tejado de una casa atravesándolo como si fuera papel, atraviesa también el suelo del primer piso y cae sobre un viejo mueble de madera maciza. Rebota al golpear en él y, ya con menos velocidad, golpea en una vieja radio, volviendo a rebotar en dirección a un mullido sofá.

La señora Hodges se despierta sobresaltada con un fuerte dolor en un costado, se mira y ve un fuerte hematoma. Contempla estupefacta la habitación y descubre un gran agujero en el techo, mira al suelo y allí, aun caliente, ve un pequeño fragmento del solitario bloque de hierro y roca que hace unos minutos surcaba el espacio exterior.

Pues, aunque parezca mentira, toda esta increíble historia de casualidades fue real. El 30 de noviembre de 1954 a las 14:45 la señora Hodges se convirtió en el primer ser humano (y por ahora el único) en ser dañado por la caída de un meteorito. 

Meteorito Sylacauga + Hodges

En esta foto podéis ver a la señora Hodges y a la policía interrogando duramente al meteorito en cuestión. Si observáis la parte superior veréis el agujero que hizo en el techo de la habitación. La pobre mujer no solo tuvo el gran hematoma, del que se recuperó sin problemas, si no que también tuvo secuelas psicológicas durante toda su vida. Y no es para menos, cualquiera se acuesta a dormir tranquilo después de este susto.

Como si en una película de extraterrestres se tratara, un helicóptero del ejercito se acercó al lugar y se llevó el meteorito sin dar explicaciones al estupefacto marido de la accidentada que quería quedárselo, no sabemos si para recuerdo o con la esperanza de venderlo. Como es de suponer el caso adquirió gran repercusión mediática y el trozo de meteorito se llego a valorar en unos 5.000 dolares, lo que avivó el interés de la familia Hodges en reclamarlo, y finalmente en llevar el caso a los tribunales. Pero no acabó allí la cosa,  resulta que la casa donde vivían era alquilada, y el dueño de esta también reclamo la propiedad del meteorito para pagar los daños ocasionados por la caída.  Finalmente el juez falló a favor de los Hodges, pero mas de un año después del incidente. El interés por la roca había decaído bastante y no se pudo vender a un precio razonable, así que el bueno de Hodges lo donó al Museo de Historia Natural de Alabama.

Después de esto el miedo de Abraracurcix de que el cielo se desplomara sobre su cabeza ya no me parece tan absurdo. Y lamento si a alguno le he fastidiado las futuras siestas.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Toda la industria vitivinícola europea tiene raíces americanas


Ya estamos metidos en las fiestas navideñas, lo cual quiere decir que hemos dejado atrás las no menos importantes celebraciones pre-navideñas. Efectivamente, quien mas quien menos ha pasado por cenas de empresa, comidas de asociaciones y peñas, almuerzos con amigos por cualquier motivo, etcétera, etcétera. Y en uno de estos almuerzos, concretamente para un tema tan navideño como el repartir unas participaciones de lotería (que no resultaron premiadas), nació el germen de esta entrada. Allí entable conversación con un amigo enólogo que me descubrió algo que considere sorprendente, y no solo por la historia en si, sino por el hecho (perdonad mi falta de modestia) de no tener la mas mínima idea del tema. Pero como siempre antes de empezar con la historia pongamos una foto de su simpático protagonista:

Filoxera+plaga+mundial+pandemia

Este precioso animalito se llama Dactylosphaera vitifoliae, y es el causante de una terrible plaga que afectó a las vides de todo el mundo, la Filoxera. Estos insectos son originarios del continente americano, y allí vivían infectando las viñas, de las cuales sacaban su alimento. En un primer momento atacan las hojas creándoles una especie de llagas, para después atacar las raíces, horadándolas y extrayendo de ellas la sabia para alimentarse.

Las plantas americanas sufrían duramente el ataque en sus hojas, pero era fácilmente subsanable con los cuidados de sus viticultores. En cuanto al ataque a las raíces era perfectamente aguantado por estas viñas, por lo cual no era una plaga en absoluto preocupante. Pero con los inicios de la pre-globalización, allá por la segunda mitad del XIX comenzaron los problemas. Algunos viticultores decidieron traer viñas americanas para plantar en sus tierras, bien por probar nuevas variedades o bien por combatir plagas con plantas mas resistentes, y en las raíces de estas plantas también vinieron los pulgones de la filoxera. En 1863 se tiene la primera noticia de la enfermedad en Francia, Inglaterra y Austria. Pero en Europa la enfermedad es distinta que en América. Aquí la parte de las hojas es apenas importante pero las raíces son atacadas brutalmente. Cuando la filoxera las agujerea para extraer la sabia las raíces responden creando nudos y depresiones que son aprovechados por bacterias y hongos para entrar también en la planta y provocar su muerte. Los viñedos europeos son rápidamente afectados y las vides mueren por doquier. En 1872 ya esta infectada prácticamente toda Francia y  empieza a extenderse por Europa central. En 1877 entra en España por Málaga y Gerona. Y a finales del siglo XIX ya podemos decir que toda Europa esta afectada ademas de gran parte de África y Australia. Solamente se salvan los viñedos plantados en zonas arenosas, ya que los insectos no pueden desarrollarse con facilidad en ese tipo de suelos.

¿Y como se soluciono el problema?. La viñas que se trajeron de América eran las únicas que sobrevivían, y se planteo la posibilidad de sustituir las plantas europeas por las americanas, pero esto tenia dos problemas. Uno, menor, era que la enfermedad si que atacaba a las hojas de estas viñas, y otro, mucho mas importante, era que las variedades de uva americanas eran de bastante peor calidad que las europeas. Nos encontramos con unas vides con raíces resistentes pero con hojas vulnerables y una uva mediocre, y con otras con excelente uva y hojas que no enfermaban pero con unas raíces que eran pasto de la enfermedad. La solución era obvia, mezclemos las dos plantas. Efectivamente se empezó a probar con injertos usando la raíz de una vid americana salvaje que era especialmente resistente y viñas europeas de la variedad requerida. Y así se pudo recuperar las industria vitivinícola mundial. Y esta es la cuestión que me sorprendió descubrir, actualmente todos los viñedos europeos (a excepción de algunas en suelos arenosos) están plantados sobre raíces, llamadas patrones, americanas. Y si alguien quiere plantar vides nuevas, tiene que plantar el patrón americano, y una vez ha crecido cortar e injertar la variedad europea que desee. Con el tiempo y la investigación se ha mejorado notablemente a la hora de decidir que variedades americanas van mejor con el tipo de suelo y con la variedad de uva europea que se quiere plantar.

Espero que os haya gustado e interesado esta historia sobre vino, plagas y globalización. Yo tengo que confesar que la escuche entusiasmado a pesar de que a mi el vino no me gusta en absoluto.